ENTRE FRAGMENTOS Y FRACTURAS

By Gabriel Gutierrez (NSK)

Image for post
Image for post
Lisboa, Portugal. 2016. Foto por NSK

Buenas noches mi querido lector, no lo invito a pasar porque hoy no estaremos en mis aposentos, el día de hoy lo invitaré a caminar, a observar y a sentir un poco de lo que nuestros ojos pueden o podrán ver en sus propias proyecciones.

Mientras caminamos usted puede ver las calles abandonadas, y sucias que entrelazan la ciudad, grafitis que de forma individual pueden ser un simple acto de vandalismo, pero en conjunto se integran como parte de una obra de decadencia y desperdicios que refleja en lo que se ha convertido la sociedad.

Nos adentramos en lo más profundo y sucio de subterráneo, y –sin sorprendernos- vemos los cristales rayados, la suciedad que reina en todo el lugar; algunas personas son compañeros ausentes en el vagón, y el tiempo pasa lentamente; no hablamos, realmente apenas hacemos contacto visual, los colores, los sonidos dominan nuestro entorno, ahogándonos en sensaciones de ansiedad y expectativa.

Image for post
Image for post
Madrid, España. 2016. Foto por NSK

A lo lejos, entre personas y basura, hay un hombre que por su sentar es evidente que ha tenido un día –o vida- un tanto pesado, su mirada está perdida, su rostro refleja arrugas y cicatrices que aun con pintura enmarcan y definen lo que él ha sufrido.

De pronto y sin mayor preámbulo su risa comienza a retumbar en el eco de la soledad y el ausentismo, nos volteamos a ver un tanto exaltados y confundidos, sin saber a ciencia cierta que fue o es lo gracioso que aquellos ojos vieron; pasa el tiempo y la risa se convierte en un dolor disfrazado, ya no retumba, simplemente se ha vuelto la ambientación de lugar.

Image for post
Image for post
Madrid, España. 2016. Foto por NSK

Inevitablemente comienzo a reír, y usted me mira fijamente, su mirada clavada, juzgando y tratando de descifrar porque me estoy riendo, en sus ojos veo su confusión y frustración, confusión porque usted no logra saber si me estoy riendo de aquel pobre sujeto o frustración por sentirse aislado del chiste que solo nosotros comprendemos.

El tren se detiene lentamente, sin notarlo hemos llegado a nuestro destino, nos levantamos y mientras tomamos camino, vemos que aquel sujeto también descendió en esa estación, caminamos a nuestro ritmo, pero sin perder de vista a aquel sujeto, ya con la tenue luz de los faros, logramos ver que aquel hombre lleva un traje de un color un tanto particular, su cabello está teñido, y su cara parece que trae una sonrisa, una sonrisa forzada.

Image for post
Image for post
4. Frankfurt, Alemania. 2016. Foto por NSK

Bajamos unos escalones, los rastros de lluvia se acentúan en los descansos, y los charcos son espejos de la profunda oscuridad que nos rodea; aquel sujeto se perdió entre sombras y nosotros vemos nuestro destino a unos metros. Nuestros pasos se van perdiendo entre el bullicio de aquel lugar.

Unos escalones antes de llegar nos detenemos, cruzamos miradas y sin una sola palabra sabemos que sentimos lo mismo, de pronto comenzamos a escuchar agua, agua que salpica a nuestras espaldas, damos media vuelta y vemos unos zapatos viejos y rotos, que comienzan a moverse al ritmo de un desperfecto tap.

Mientras subimos la mirada, el baile aumenta, y de pronto vemos a aquel sujeto frente a frente, un traje viejo que alguna vez fue morado, la mirada perdida, y su cara difuminada entre maquillaje barato y gotas de sangre. Una risa profunda surge de su garganta mientras poco a poco se comienza a alejar; a la par de nosotros, el charco de enfrente logra retomar la compostura, y entre reflejos vemos “Exhibiéndose hoy: The Joker”.

Image for post
Image for post
5. Paris, Francia. 2016. Foto por NSK

Hoy en día hablar de superhéroes y villanos de comics es como hablar de política y religión, todos saben todo, todos opinan, todos siguen por seguir y unos hasta se autodenominan eruditos en la materia; sin embargo mi querido lector permítame decirle, que en mi caso, no, no soy un experto en los comics (de hecho jamás he comprado uno); tampoco soy fan y fiel seguidor de DC o Marvel (incluso me dan lo mismo); si, si tengo un superhéroe favorito –de hecho dos- pero no me emociono como quinceañera cuando salen sus películas.

Por lo tanto usted se preguntará a que vienen las siguientes líneas, y yo le explicaré –y recordaré- que partiendo que en este medio puedo escribir de lo que quiera, pues así de simple es; y segundo, me gusta analizar las películas (tampoco soy un crítico de cine), simplemente disfruto de adentrarme en los personajes, en su hábitat, trato de entender que se busca transmitir con la película o incluso adivinar qué pasará; y en ocasiones me gusta ver una película porque me olvido de mis problemas y veo los de alguien más.

“The Joker”, una película dirigida por Todd Phillips, producida por Bradley Cooper y Emma Tillinger; protagonizada por Joaquin Phoenix; –junto con la participación de Robert De Niro- y musicalmente ambientada por Hildur Gudnadóttir nos presenta el inicio, el nacimiento del archienemigo de Batman, algo que no se había estudiado, o no a un nivel exclusivo para el villano, pero más allá de “The Joker” esta película nos muestra un reflejo –y aunque no nos guste- de la sociedad en la que vivimos hoy en día.

Desarrollada a inicios de los 60’s, la película proyecta a Gotham City (que evidentemente es una mezcla entre Chicago y Nueva York) como el inframundo, muy cercano a lo que Dante describe en los círculos del infierno; pobreza, hambre, suciedad, soledad, caos, histeria, aislamiento y una atmosfera permanente, latente de depresión, apatía e indiferencia.

A pesar de some men just want to watch the world burn, no daré detalles específicos de la película, para no arruinar su perspectiva y la forma en que cada una va a digerir esta obra cinematográfica; sin embargo le puedo compartir que las escenas son simples en producción, pero con una intensidad en la actuación que vale la pena mencionar, un guion bien trabajado, tiempo y espacio aprovechado al máximo.

Los colores y matices se encuadran perfectamente con las tomas en primera y tercera persona, lo cual sin darnos cuenta nos permite adentrarnos en el personaje de Phoenix, logrando comprender y hasta cierto punto empatizar con su forma de ver “su” realidad y de afrontar ciertas situaciones; los personajes secundarios aportan el equilibrio perfecto al protagonista, sin la posibilidad de robarle proyección, pero permitiendo que la actuación y dramatismo se refleje con cada uno.

Dejando de lado la descripción de los escenarios, es importante mencionar que la actuación de Phoenix y el estupendo guion permiten que aparte de empatizar con el personaje, y entender su situación logres vivir su estrés, su odio, su desesperación y su ambición. El acercamiento a las enfermedades mentales tan presentes y difuminadas en el mundo, nos empujan a ver una realidad que muchas veces no queremos aceptar, nos hacen adentrarnos en nuestros más oscuros recuerdos y sentir la más pura ansiedad; al final nos damos cuenta que muchos esconden una gran oscuridad, una gran depresión detrás de una colorida y gran sonrisa.

La película proyecta la decadencia de nuestra sociedad actual, una sociedad apática, una sociedad deprimente y con una atmosfera densa de insatisfacción y aislamiento; logra uno identificarse e incluso cuestionarse si Arthur era el que estaba equivocado o era la sociedad quien lo estaba; al final “The Joker” así como otras películas nos hacen darnos cuenta que posiblemente la razón de todos los problemas es la humanidad como tal.

Image for post
Image for post
The Joker. 2019.

NSK

“you ever dance with the devil in the pale moonlight?” — de la película “Batman” de 1989.

Written by

Bienvenidos Howllers a este espacio dedicado a compartir libros, películas y música. https://youtube.com/channel/UCW1pbb1juB-q9YeXucTOFjA

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store